Banner de las comunidades integradas a Gundo

Hígado Graso


¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso es la acumulación de grasa en el hígado (1). Se confirma el diagnóstico por medio de imágenes cuando la grasa hepática constituye > 5% del peso del hígado (3). El hígado graso es la manifestación hepática del síndrome metabólico. El hígado graso también se llama NAFLD por sus siglas en inglés de “nonalcoholic fatty liver disease” (2). Se estima que afecta de 15 - 35% de la población mundial (3).

¿Cuáles son las causas del hígado graso?

Puede darse secundario al consumo en exceso de carbohidratos y grasa en la dieta, acompañado de inactividad física o sedentarismo. Es común en personas que llevan una “dieta occidental” la cual se caracteriza por ser alta en grasas saturadas, carbohidratos refinados, bebidas altas en azúcar y alta ingesta en fructosa (3). El exceso de carbohidratos causa hiperglucemia y resistencia a la insulina que causa sobrecarga de glucosa en el hígado. El exceso de glucosa se convierte en ácidos grasos libres que aumentan el almacenamiento de grasa en el hígado (2).

El SII puede presentarse después de infecciones graves causadas por virus o bacterias e incluso se puede asociar con un sobrecrecimiento bacteriano intestinal, el cual es un exceso de bacterias en el sistema gastrointestinal (4).

Factores de riesgo(1)

  • Obesidad
  • Diabetes Mellitus Tipo 2
  • Dislipidemias
  • Sindrome Metabolico

¿Cuáles son los síntomas del hígado graso?

La mayoría de los pacientes no presentan síntomas, sin embargo, pueden presentar fatiga, dolor en el cuadrante superior derecho, sed y ansiedad (4).

¿Cuáles son las consecuencias del hígado graso?

Los pacientes con hígado graso tienen más riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares (3). En caso el paciente no reciba tratamiento o haga cambios en su estilo de vida, el hígado graso puede progresar a fibrosis hepática, cirrosis o cáncer (3, 5).

¿Qué alimentación seguir si tengo hígado graso?

La restricción de grasa y carbohidratos ayuda el estado de la enfermedad del paciente, sin embargo, es más importante la calidad de carbohidratos y grasa consumida. Se recomienda evitar el consumo excesivo de azúcares refinados y eliminar el consumo de gaseosas y bebidas azucaradas. Se recomienda el consumo de alimentos integrales ya que contienen fibra, minerales y vitaminas; además los alimentos integrales ayudan a disminuir los niveles de glucosa en sangre (2). Asimismo, se recomienda reducir el consumo de alcohol (1).

Un patrón de alimentación recomendado para el tratamiento del hígado graso es la Dieta Mediterránea, en donde se promueve una dieta a base de plantas alta en vegetales, frutas, alimentos integrales y legumbres; limitando el consumo de azúcares y carbohidratos refinados. En cuanto a grasas promoviendo grasas monoinsaturadas y omega - 3 limitando el consumo de grasas saturadas.

El grado de reducción de grasa hepática es proporcional a la pérdida de peso, se recomienda generalmente una pérdida de peso del 7 a 10% del peso corporal, por medio de cambios en el estilo de vida que incluye alimentación y actividad física (3).El seguimiento y control con un médico y nutricionista es esencial para el adecuado control de la enfermedad renal. GUNDO es una herramienta que te ayudará a seleccionar aquellos alimentos que beneficiarán tu salud y hará que la experiencia de compra en supermercado sea más placentera y acertada. Únete a nuestra comunidad y síguenos en redes sociales para más información.

Forma parte de la Comunidad Gundo

¿Quieres ser el primero en probar GUNDO?

Enterate de nuestros últimos post

Referencias

  1. Enjoji M, Yasutake K, Ohe K, Imai K, Murata Y. Nutritional dietary approach for NAFLD: Carbohydrate restriction or fat restriction. Journal of Gastroenterology, Pancreatology & Liver Disorders. 2018;6(3):1–7.
  2. Chalasani N, Younossi Z, Lavine JE, Diehl AM, Brunt EM, Cusi K, et al. The diagnosis and management of non-alcoholic fatty liver disease: Practice guideline by the American Gastroenterological Association, American Association for the study of Liver Diseases, and American College of Gastroenterology. Gastroenterology. 2012;142(7):1592–609.
  3. Miller EF. Nutrition management strategies for nonalcoholic fatty liver disease: Treatment and prevention. Clinical Liver Disease. 2020;15(4):144–8.
  4. Khoonsari M, Hosseini MM, Ghavam R, Hatami K, Asobar M, Gholami A, et al. Clinical Manifestations and Diagnosis of Nonalcoholic Fatty Liver Disease. Iranian Journal of Pathology. 2017Apr1;12(2):99–105.
  5. Allen AM, Hicks SB, Mara KC, Larson JJ, Therneau TM. The risk of incident extrahepatic cancers is higher in non-alcoholic fatty liver disease than obesity – a longitudinal cohort study. Journal of Hepatology. 2019;71(6):1229–36.