Banner de las comunidades integradas a Gundo

Síndrome de Intestino Irritable


¿Qué es el síndrome de intestino irritable?

El síndrome de intestino irritable es un trastorno intestinal funcional en el cual no se evidencian cambios en la estructura del intestino ni anormalidades en los exámenes sanguíneos (1). El SII afecta aproximadamente al 10-15% de la población europea y se estima que un 70% de las personas con SII no han sido diagnosticadas. Esta condición afecta hasta 3 veces más a las mujeres a comparación de los hombres (2).

¿Cuáles son las causas y los factores de riesgo del síndrome de intestino irritable?

Las causas del SII son multifactoriales, debido a que puede resultar de la interacción entre factores sociales, psicológicos y biológicos que alteran el funcionamiento adecuado de la movilidad del intestino, inflamación intestinal, permeabilidad de la mucosa intestinal, etc. (3). Existe una interacción entre el cerebro y el intestino, conocido como “eje cerebro-intestino”, el cual juega un papel importante en el funcionamiento sistema digestivo y en el comportamiento humano. Es por ello que el estado de ánimo, estrés y el comportamiento puede ser un desencadenante del SII (3).

El SII puede presentarse después de infecciones graves causadas por virus o bacterias e incluso se puede asociar con un sobrecrecimiento bacteriano intestinal, el cual es un exceso de bacterias en el sistema gastrointestinal (4).

Factores de riesgo(4)

  • Estrés a tempranas edades
  • Sexo femenino
  • Antecedentes familiares de SII

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de intestino irritable?

El diagnóstico del SII se basa en la presencia de síntomas característicos, los cuales son la presencia de dolor abdominal recurrente, con o sin hinchazón abdominal, relacionado con dolor al defecar, cambios en la frecuencia de las heces o cambios en la consistencia de las heces (1). Los síntomas del SII dependen de su clasificación, ya que este puede clasificarse en SII con diarrea, SII con constipación, SII con diarrea y constipación o SII indeterminado (1). Los síntomas deben estar presentes por lo menos 1 vez a la semana en los 3 meses anteriores, y los síntomas deben mantenerse por un mínimo 6 meses para realizar un diagnóstico de SII (1).

Otros síntomas presentes pueden ser la pérdida de peso, fatiga crónica, diarrea nocturna, sangrado rectal, dolor de espalda, anemia por deficiencia de hierro, dolor de cabeza, vómitos, dificultad para tragar, entre otros, fiebre (1, 3, 4).

¿Cuáles son las consecuencias del síndrome de intestino irritable?

La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias presentes en el intestino que tienen la capacidad de interferir con el sistema inmune con respuestas antiinflamatorias, protege la barrera intestinal y forma parte del “eje cerebro-intestino”. Las personas con SII tienen alteraciones en la microbiota, entre ellas una menor variedad de microorganismos y especies (4).

Dependiendo de la intensidad y severidad de los síntomas, puede afectar negativamente la calidad de vida de los pacientes (4), afectando el estado de ánimo y la productividad de las personas con SII (1). El tratamiento nutricional es muy restrictivo por lo que puede llevar a deficiencias nutricionales y pérdida de peso no intencionada (4).

  • Accidentes cerebrovasculares
  • Insuficiencia cardiaca
  • Insuficiencia renal

¿Qué alimentación seguir si tengo síndrome de intestino irritable?

Una persona con SII debe tener modificaciones del estilo de vida para mejorar los síntomas, entre ellos aumentar la actividad física, llevar un adecuado ciclo del sueño y un mejor manejo del estrés (5). De igual manera se deben realizar modificaciones dietéticas, reduciendo alimentos altamente fermentables, conocidos como altos en FODMAPS, por sus siglas en inglés (1).

GUNDO es una herramienta que te ayudará a seleccionar aquellos alimentos que beneficiarán tu salud y hará que la experiencia de compra en supermercado sea más placentera y acertada. Únete a nuestra comunidad y síguenos en redes sociales para más información.

El seguimiento y control con un médico y nutricionista es esencial para el adecuado control del SII. GUNDO es una herramienta que te ayudará a seleccionar aquellos alimentos que beneficiarán tu salud y hará que la experiencia de compra en supermercado sea más placentera y acertada. Únete a nuestra comunidad y síguenos en redes sociales para más información.

Forma parte de la Comunidad Gundo

¿Quieres ser el primero en probar GUNDO?

Enterate de nuestros últimos post

Referencias

  1. Ford AC, Lacy BE, Talley NJ. Irritable Bowel Syndrome. N Engl J Med. 2017 Jun 29;376(26):2566-2578. doi: 10.1056/NEJMra1607547. PMID: 28657875.
  2. Quigley EM, Bytzer P, Jones R, Mearin F. Irritable bowel syndrome: the burden and unmet needs in Europe. Dig Liver Dis. 2006 Oct;38(10):717-23. doi: 10.1016/j.dld.2006.05.009. Epub 2006 Jun 27. PMID: 16807154.
  3. Pellissier S, Bonaz B. The Place of Stress and Emotions in the Irritable Bowel Syndrome. Vitam Horm. 2017;103:327-354. doi: 10.1016/bs.vh.2016.09.005. Epub 2016 Nov 23. PMID: 28061975.
  4. Hadjivasilis A, Tsioutis C, Michalinos A, Ntourakis D, Christodoulou DK, Agouridis AP. New insights into irritable bowel syndrome: from pathophysiology to treatment. Ann Gastroenterol. 2019 Nov-Dec;32(6):554-564. doi: 10.20524/aog.2019.0428. Epub 2019 Oct 22. PMID: 31700231; PMCID: PMC6826071.
  5. Anthony J, Lembo M. Current and Emerging Therapies for Irritable Bowel Syndrome. Gastroenterol Hepatol. 2015;11(4).