Banner de las comunidades integradas a Gundo

Enfermedad Renal Crónica


¿Qué es la enfermedad renal crónica?

La enfermedad renal crónica (ERC) es un síndrome que se define por las alteraciones persistentes en la estructura y/o función del riñón, resultando en la disminución de la función renal e implicaciones para la salud (1). Cuando se habla de la ERC, se refiere a los 5 estadios de la enfermedad, desde muy leve (Estadio 1) hasta fallo renal (Estadio 5). Estos estadios se basan en la habilidad del riñón para filtrar los desechos y el exceso de líquidos de la sangre (1).

La ERC se ha convertido en un problema de salud pública a nivel global debido a su alta prevalencia. La prevalencia nivel global es entre 8-16%, sin embargo, en personas mayores de 64 años, la prevalencia aumenta a 23-35.8% (2).

¿Cuáles son las causas de la enfermedad renal crónica?

La diabetes, hipertensión y obesidad son factores de riesgo importantes para el desarrollo de la enfermedad renal. Sin embargo, existen varios factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad. Entre ellos (3).

  • Edad: la función renal disminuye con la edad tanto en mujeres como en hombres, por lo tanto, la población adulta mayor tiene más riesgo.
  • Tabaquismo: el tabaquismo aumenta el riesgo de desarrollar ERC debido al estado pro inflamatorio que provoca.
  • Medicamentos: algunos medicamentos analgésicos, como el acetaminofén, son neurotóxicos por lo que tomarlos sin indicación médica es un factor de riesgo.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad renal crónica?

Las personas con ERC, comúnmente desarrollan síntomas muy variados a medida que la enfermedad progresa. Algunos signos o síntomas son: fatiga, disfunción cognitiva, picazón en la piel, alteraciones en el patrón de sueño, poco apetito, náusea, sangre o espuma en la orina, entre otros (4). Sin embargo, se puede perder hasta el 90% de la función renal antes de desarrollar síntomas. Por lo tanto, se recomienda asistir al médico y revisar la función de los riñones si se cumple con uno o más de los factores de riesgo (5).

  • Diabetes mellitus
  • Hipertensión arterial
  • Obesidad
  • Historia familiar de ERC

¿Cuáles son las consecuencias de la enfermedad renal crónica?

Los riñones cumplen varias funciones en el cuerpo. Por lo que, al tener enfermedad renal, se pueden desarrollar distintas consecuencias como anemia, desórdenes óseos, elevación de potasio en sangre, alteraciones en el pH del cuerpo, enfermedad cardiovascular, entre otros (3). Cuando la función renal es muy reducida, se requiere el uso de la terapia de reemplazo renal (TRR). Existen tres tipos de TRR: hemodiálisis, diálisis peritoneal y trasplante renal (1).

¿Qué alimentación debo llevar si tengo enfermedad renal crónica?

Los riñones cumplen un rol clave en la homeostasis de los nutrientes. En personas sanas, los niveles en sangre de sodio, potasio y fósforo son regulados por procesos que involucran a los riñones. De igual forma, se involucran en el metabolismo y regulación de proteínas y glucosa. Por lo tanto, la pérdida de la función renal, resulta en alteraciones en la homeostasis de distintos nutrientes (6). Una adecuada alimentación, ayuda a prevenir la progresión de la enfermedad renal y promueve un mejor control de las complicaciones asociadas.

Los objetivos principales del abordaje nutricional en personas con enfermedad renal en estadios prediálisis son evitar la progresión de la enfermedad y promover un adecuado estado nutricional. Las dietas bajas en proteína han mostrado que pueden preservar la función renal y contribuir al retardo de la progresión de la enfermedad. Una dieta rica en alimentos basados en plantas como frutas, vegetales, granos, legumbres, etc. puede disminuir la progresión de la enfermedad renal (7).

Algunos minerales como el potasio, fósforo y sodio tienden a encontrarse elevados en las personas con enfermedad renal. La acumulación de potasio en la sangre puede causar arritmias, calambres y aumentan el riesgo de desarrollar eventos cardíacos por lo que en ciertos casos, el consumo de alimentos ricos en potasio (patatas, aguacate, plátano, naranja, etc.) debe ser moderado o restringido. Asimismo, la acumulación de fósforo en la sangre puede causar alteraciones óseas y calcificaciones de los vasos por lo que se debe evitar el consumo de fósforo inorgánico que se encuentra en alimentos procesados, aguas gaseosas, bollerías, carnes procesadas, etc. y se debe preferir el consumo de alimentos basados en plantas ya que la absorción de fósforo de estos alimentos es menor (8). Para el control del sodio, se recomienda reducir el consumo de sodio a <3 g al día de sal, lo cual equivale a ½ cucharadita de sal al día (7).

El seguimiento y control con un médico y nutricionista es esencial para el adecuado control de la enfermedad renal. GUNDO es una herramienta que te ayudará a seleccionar aquellos alimentos que beneficiarán tu salud y hará que la experiencia de compra en supermercado sea más placentera y acertada. Únete a nuestra comunidad y síguenos en redes sociales para más información.

Forma parte de la Comunidad Gundo

¿Quieres ser el primero en probar GUNDO?

Enterate de nuestros últimos post

Referencias

  1. Romagnani P, Remuzzi G, Glassock R, Levin A, Jager KJ, Tonelli M, et al. Chronic kidney disease. Nat Rev Dis Prim. 2017;3.
  2. Zhong J, Yang HC, Fogo AB. A perspective on chronic kidney disease progression. Am J Physiol - Ren Physiol. 2017;312(3):F375–84.
  3. Chen TK, Knicely DH, Grams ME. Chronic Kidney Disease Diagnosis and Management: A Review. JAMA - J Am Med Assoc. 2019;322(13):1294–304.
  4. Kestenbaum B, Seliger SL. Commentary on symptom management of the patient with CKD: The role of dialysis. Clin J Am Soc Nephrol. 2017;12(4):694–5.
  5. ISN – Global Operations Center. World Kidney Day 8 Golden Rules [Internet]. Available from: https://www.worldkidneyday.org/facts/take-care-of-your-kidneys/8-golden-rules/:
  6. Carrero JJ, González-Ortiz A, Avesani CM, Bakker SJL, Bellizzi V, Chauveau P, et al. Plant-based diets to manage the risks and complications of chronic kidney disease. Nat Rev Nephrol. 2020;16(9):525–42.
  7. Kalantar-Zadeh K, Joshi S, Schlueter R, Cooke J, Brown-Tortorici A, Donnelly M, et al. Plant-dominant low-protein diet for conservative management of chronic kidney disease. Nutrients. 2020;12(7):1–24.
  8. Adair KE, Bowden RG. Ameliorating chronic kidney disease using a whole food plant-based diet. Nutrients. 2020;12(4):8–18.